Momentos, que se capturan



Quizás existen momentos que guardamos en nuestra mente, que disfrutamos solo con el corazón y la mirada y eso es increíble. Para mi el mejor momento es aquel que puedo capturar, poder hacer de ese momento un instante es para mi el motor de mi pasión. La fotografía me deja hacer ese gesto.



Pero creo que más que capturarlo hay que disfrutarlo, en ese mismo instante en ese mismo momento. El poder capturarlo es una gozada, ya que hace que viajemos a él cada vez que vemos esa foto y nos podemos transportar justo a ese momento. Lo que nuestro corazón guarda y el sentimiento que evoca el volver a ese momento pasado se hace presente.



El mundo nunca parará de girar, y aunque personalmente podamos regresar con las mismas personas, el mismo momento y los mismos elementos cada segundo es un instante que se desvanece y que pasó. Nunca será el mismo, es la magia de esta vida, que solo pasa sin poder detener nada de ella.



Pero si podemos capturarlo, una fotografía hace que podamos detener y poder inmortalizar ese segundo que ya murió en el tiempo real y que podemos guardar en nuestro corazón para recordarlo cuando volvemos a ver la foto. 



Mi sueño un segundo, mi pasión una foto, mi vida un despertar continuo hacia ese momento efímero que hace que la vida sea algo más que un gran éxito, un gran talón. Más que nada es un gran sentimiento que se esfuma y que hasta que no nos queda aliento no podemos valorar de verdad...




Comentarios

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias amiga, me alegra mucho que te guste. Saludos

      Eliminar
  2. ¡Toda la razón del mundo! Algunos se capturan y otros no pero siempre serán bonitos recuerdos para nuestras mentes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias amiga je je, me alegra mucho que te guste y evoque esas palabras, un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"Mis bienes más preciados nunca fueron comprados..."

Covid-19. Una rutina para salir de la monotonía diaria.

¿Camper o Auto caravana? El dilema...