Libertad a veces borrosa



Mucho tiempo buscando la libertad, casi un sinónimo para mi de felicidad. Sinónimo por que a veces hay personas que son capaces de ser felices en una prisión permanente. Las prisiones no tienen por que ser de rejas de acero, las peores prisiones son mentales, los peores muros son los que nos labramos en nuestra mente.



Esos muros se clavan en el corazón de tal manera que podemos olvidar hasta lo que verdaderamente nos hacía felices, incluso vernos capaces de volver a serlo y cuando lo somos nos sentimos raro. Esperamos muchas veces un tropiezo cuando todo va bien ya que nos acostumbramos a esa obsesión que tienen los medios de desmotivarnos.



Está en nuestra manos el resistir, el que resiste vence pero no a cualquier precio. A veces hay que ser blandos, retroceder, piensen que se quiebra antes una estaca de madera que uno de elástico. Lo blando prevalece, se instaura y es difícil derrotarlo, quebrarlo.



Aunque nos quieran hacer ver que la libertad ahí afuera está borrosa y coincide con nuestro ideal de felicidad, no hay nada como estar vivo y encima sentirse libre. No sucumbas la vida está ahí afuera, vivan la realidad por muy dura que sea y sean blandos, pues es la única manera de resistir sin quebrarse...


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"Mis bienes más preciados nunca fueron comprados..."

Covid-19. Una rutina para salir de la monotonía diaria.

¿Camper o Auto caravana? El dilema...