El dinero no se come...





El dinero no se come, en todos estos días hemos tenido que reflexionar, sobre la importancia de lo que la naturaleza nos ofrece y que precisamente no es dinero. Muchas economías se resienten y precisamente por no consumir objetos o productos que no necesitamos. ¿Se han planteado esto, han llegado a pensarlo?...




En estos días de encierro podemos comprar comida pero no podemos comprar ropa, complementos, vehículos, zapatos, etc... Y la economía pende de un hilo es decir, si no consumimos aquello que no necesitamos podemos morir de hambre. ¿Ehh? si, así de paradójico es nuestro mundo y nuestro sistema. La naturaleza nos lo ofrece todo, pero en cambio nosotros la destrozamos para obtener aquello que no es necesario y justo lo que no nos da vida.

Y si, nos hemos dado cuenta de que lo único necesario es el tiempo, la comida y los afectos. Sin un alimento, sin tiempo y sin un abrazo o un beso no somos nadie no hay vida más allá de eso, lo verdaderamente esencial de la vida.

Creo que yo terminaré en el campo, cultivando alimentos, disfrutando de la tierra, la lluvia, el mar y como no capturar esos momentazos que nos regala la vida ( se me pone los pelos de punta solo imaginarlo) con mi cámara de fotos, para poder tenerlos muy presente cuando me olvide de que con el simple hecho de que se acabe el oxígeno se acabaría la vida...




Comentarios

  1. ¡Pues si! así que espero que todo esto sirva para valorar aun mas lo que tenemos por poco que sea :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je para los que nos gustaría ver un cambio de actitud en el mundo eso sería precioso je je. saludos.

      Eliminar
  2. Cuánta razón llevas en todo lo que dices.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena gastar tiempo para ganar dinero o comprar cosas pensando que la disfrutaremois cuando ya no tengamos tiempo... je je. saludos.

      Eliminar
  3. Esta pandemia nos ha servido a valorar muchas cosas. Pero la vida idílica del campo, el mar y demás tiene sus contras. Aún se necesitan médicos, mercados, hospitales y escuelas. Sitios que necesitan de personal calificado y universidades. Por otra parte si creo que con un gran cambio en nuestros hábitos de consumo podemos imponer muchos de los cambios que queremos en el mundo, al final nosotros somos los consumidores y somos nosotros con nuestros bolsillos los que tenemos la palabra final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo somos nosotros en realidad los que podemos tener las riendas del mundo y de el cambio. Muchas gracias por el comentario , saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"Mis bienes más preciados nunca fueron comprados..."

Covid-19. Una rutina para salir de la monotonía diaria.

¿Camper o Auto caravana? El dilema...