Son esos muros que pone la vida los que labran nuestro corazón...




En el camino de la vida estamos siempre divagando entre un mar de cosas que hacer, que nunca llegan a hacerse. Ni siquiera nos damos cuenta de lo que verdaderamente pasa, estamos enfrascados en un mundo de ocupaciones las cuales muchas veces no nos dan ni satisfacción. Pero son ocupaciones, lo que nos han enseñado que nos hace activos, grandes trabajadores y útiles para la sociedad.

La vida pasa y sí, con tanto trasteo, ocupaciones y cosas que resolver cada día más por supuesto que pesa. De repente un día o paras o nos paran y piensas. ¿Y si lo mas importante de la vida en realidad es la vida?. Ya lo decían grandes mentes de otros tiempos "la vida es lo que pasa mientras mueres".

¿Y si el éxito fuera estar en el camino que elegiste?, ni siquiera en el que te va bien, o en el que triunfas, o en el que te enseñaron que es tener éxito, etc... Y viene la vida con sus muros, los que pone para enseñarte, para aprender, para ver de que estás hecho y lo fuerte que eres.

Y sí duele, algunos se achican pero no creo que esa sea la solución, esa es la mejor manera de ver de que estamos hechos, de sentir lo fuerte que somos, lo que somos capaces de hacer y hasta donde llegamos cuando nos ponen a prueba.

 Llegas a la conclusión que la bonanza es un camino de rosas que a veces no llegas ni a percibir el olor, pero en la adversidad es donde notas como ganas, que nunca se pierde sino que a veces se gana y a veces se aprende...

Nunca dejes de aprender por que hasta en esos callejones sin salida algunos mueren pero otros fueron capaces de aprender hasta volar...


Comentarios

Entradas populares de este blog

"Mis bienes más preciados nunca fueron comprados..."

Covid-19. Una rutina para salir de la monotonía diaria.

¿Camper o Auto caravana? El dilema...