La neblina a veces nos hace ver claro.

A quien no le ha pasado que a veces los caminos mas oscuros o llenos de niebla son los que nos hacen ver mas claro cuando esta se disipa. La bonanza a veces nos vuelve ostentosos y son esos episodios de escasez los que nos hacen volver a poner los pies en el suelo.


Siempre hay que tener en cuenta que esto nos sucede por el papel de maestra que tiene la vida respecto a nosotros, los humanos esos seres que se creen superiores olvidando el hecho de que somos animales. Racionales si, pero animales naturales.

Eso si, tenemos la capacidad única de intentar razonar y poder dar soluciones a problemas que nosotros mismos proporcionamos a la naturaleza y a este mundo el cual no nos pertenece. Tenemos recursos de sobra para solucionar problemas que nosotros mismos hemos implantado para organizar un sistema supuestamente perfecto en el que hasta el miedo es un factor a tener en cuenta para el supuesto progreso.

En definitiva es nuestro trabajo y nuestra responsabilidad volver a recuperar nuestra esencia y vivir en concordancia con nuestra madre naturaleza y aprender de esos ecosistemas que si son perfectos para la vida y nuestra madre tierra...


Comentarios

Entradas populares de este blog

"Mis bienes más preciados nunca fueron comprados..."

Covid-19. Una rutina para salir de la monotonía diaria.

¿Camper o Auto caravana? El dilema...